11/30/2015

Absolvieron a Relmu Ñanku de todos los cargos

En una audiencia de censura desarrollada en los tribunales de Zapala el jueves 26 de noviembre, se resolvió absolver a Relmu Ñanku del delito de “daño simple”. De esta manera finalizó el proceso judicial contra integrantes de la comunidad mapuche Winkul Newen. 

A fines de octubre, en un juicio histórico donde por primera vez en el país se conformó un tribunal intercultural integrado en un 50 por ciento por mapuche, fueron absueltos Martín Velázquez Maliqueo y Mauricio Raín, acusados por el delito de daño, y en el caso de Ñanku fue declarada no culpable del delito de “tentativa de homicidio” que pretendía imponer la fiscal Sandra Gonzalez Taboada y Marcelo Jofré y sí culpable de “daño simple”.

La causa se originó por los hechos ocurridos a fines del 2012 en el paraje El portezuelo, lugar que habita la comunidad Winkul Newen y donde estaban realizando un bloqueo a la empresa petrolera Apache. La oficial de justicia Mónica Pelayes, presionada por sus superiores y engañada por miembros de la empresa petrolera, se acercó al lugar con una notificación de desalojo y resultó herida por una piedra que le destrozó el rostro.

Luego de un proceso judicial que tuvo mucha repercusión en organizaciones sociales y de derechos humanos que acompañaron y resistieron en la ciudad neuquina, finalmente la causa encontró su fin, marcando un antecedente muy importante para las luchas de los pueblos originarios en relación a la defensa de su territorio.

La instancia que continúa es la demanda civil que inició la oficial de justicia al Poder Judicial de la provincia y a la empresa petrolera Apache