7/13/2014

“Nosotras no queremos que se estaticen los pañuelos”

“Nosotras no queremos que se estaticen los pañuelos”
Nora Cortiñas, madre de Plaza de Mayo

Esta vez no fue un dirigente opositor. Tampoco el editorial de un diario. Mucho menos, un referente conservador o algún trasnochado reivindicador de la dictadura militar. Esta vez quien criticó la media sanción de la ley que quiere convertir el característico pañuelo blanco de las Madres de Plaza de Mayo en emblema nacional fue una madre de plaza de Mayo. Nora Cortiñas, integrante de Madres de Plaza de Mayo–Línea Fundadora, cuestionó el proyecto de ley, que fue aprobado la semana pasada por abrumadora mayoría en Diputados.
" Nosotras no queremos que se estaticen ni que se institucionalicen (los pañuelos), que se haga algo que después lo maneje cualquier gobierno, cualquier político; que después lo manejen para ver si los llevan el 24 de marzo, como el 9 de julio llevaban las banderitas”, señaló Cortiñas en declaraciones al programa radial “Enredando Las Mañanas”, de la Red Nacional de Medios Alternativos. La activista lamentó haberse enterado del proyecto por el llamado de los periodistas. “ No sabemos en qué lugar, en qué oficina se gestó, con quién, quién estuvo en esa ´negociación´ (lo digo entre comillas) para decidir sobre nuestro pañuelo que es el de los 30 mil desaparecidos. No nos llamaron en ningún momento”, insistió Cortiñas, que destacó que sus declaraciones no eran a título personal, sino una toma de posición de todo el espacio.
Leonardo Grosso, diputado nacional del Frente para la Victoria y Presidente de la Juventud Nacional del Movimiento Evita es el autor del proyecto de Ley, pero consultado por Clarín –esta vez– evitó hacer declaraciones.
“Hasta los traidores a la patria se ponen la escarapela. Este es el debate que hicimos entre nosotras, y decidimos que íbamos a pronunciarnos en contra, porque eso es estatizar el símbolo, el emblema”, sentenció Cortiñas.
El pañuelo blanco –explicó la militante de Derechos Humanos de 84 años– “es el resultado de nuestra resistencia, el amor de nuestros hijos que nos llamó a salir a la calle y un día identificarnos”. Cortiñas calificó la desinformación como “ una falta de respeto que nos dolió ”.
El proyecto de Ley fue votado por 176 diputados. Apenas cuatro se abstuvieron y siete votaron en contra.
.
Cortiñas dijo que Marta Vázquez, presidenta de la línea fundadora también repudió el proyecto. Ambas mantienen distancia con la Asociación Madres de Plaza de Mayo que conduce Hebe de Bonafini, quien apoyó la idea. “Dolió que se haya debatido sin haber consultado. No es pavada, tiene media sanción. Nosotras somos las fundadoras de Madres. Las que componemos Línea Fundadora somos las que la fundamos en la Plaza de Mayo el 30 de abril de 1977. Ni ese respeto”, se quejó Cortiñas, poco dispuesta a olvidar un nuevo “olvido” del Estado argentino.