11/03/2014

Por la absolución del Luciano "Tano" Nardulli y Diosnel Pérez

Quieren castigar al Tano y a Diosnel por reclamar soluciones de vivienda, salud y trabajo para el pueblo, por encabezar la solidaridad de los vecinos con las víctimas de la represión, por exigir justicia por los asesinatos perpetrados por la policía federal  y metropolitana en el Parque Indoamericano, en diciembre del 2010.

Como expresara el fiscal de la causa Luis Cevasco: cuando se estaba por iniciar la segunda represión a los ocupantes del Indoamericano el Tano y Diosnel fueron a reclamar a las fuerzas represivas que no avancen, que se les garantizará a los ocupantes agua y sanitarios, mientras se buscaba una solución. Esta expresión es una de "pruebas" de la fiscalía, como así  también,  que "No le pidieran a la gente que se vaya".   Porque según el fiscal, entre otras afirmaciones fascistas y reaccionarias,  no es tiempo de pedir viviendas, porque en la Capital no entra más nadie, no hay lugar para los pobres.

Está es una clara persecución política, como declaró el Tano, es parte de la política de criminalización de la protesta, quieren castigar a los que luchan, y a los que manifiestan solidaridad con los que exigen resolver ya un lugar digno para vivir. La justicia en vez de procesar a los luchadores populares, debe garantizar el ejercicio del pueblo a reclamar, protestar y peticionar.