2/17/2015

El represor Carlos Galián acusado de 600 hechos, sigue en prisión domiciliaria !!!!!

El represor Carlos “Pedro Bolita” Galián es uno de los 66 imputados en la megacausa ESMA que se está juzgando por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar. Por cuestiones de salud, pasó poco tiempo por la cárcel después de su detención en 2010. Pero lejos de quedarse adentro, al resguardo del frío del invierno o de las elevadas temperaturas del verano, Galián sale, baldea la vereda y atiende el kiosco que está en la esquina de su casa, en Ciudadela. La agrupación HIJOS Capital pudo filmarlo en varias oportunidades violando su prisión domiciliaria. Hoy por la mañana, el organismo de derechos humanos presentó la denuncia ante el Tribunal Oral Criminal Federal 5 a cargo de los jueces Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Leopoldo, para pedir que se le revoque el beneficio.

Dar con Galián, para la Justicia, no fue fácil. Sólo se sabía su nombre de guerra con que reportaba como guardia en las mazmorras de las ESMA. Los sobrevivientes hablaban de él como uno de los hombres que participaban en los vuelos de la muerte y hay varios testimonios que también lo colocaban llevándose a los bebés recién nacidos de la maternidad clandestina que funcionó en el edificio de la Armada Argentina. “Siempre era Pedro Bolita o Febres los que venían a buscar los niños”, recordó una sobreviviente.

El otro dato que se tenía del ex suboficial principal de la Marina era sus ojos achinados y que había nacido en Jujuy. Por años se buceó en los expedientes de la Armada hasta dar con una foto en la que se lo veía a Galián. Seis de siete sobrevivientes pudieron identificarlo. Entonces el juez federal Sergio Torres ordenó su detención: “Teniendo en cuenta el resultado de los reconocimientos fotográficos efectuados en el marco de estas actuaciones, en cuanto se ha podido establecer que Galián sería quien bajo el pseudónimo 'Pedro Bolita' formó parte del Grupo de Tareas 3.3 con asiento en la ESMA durante la última dictadura militar, respecto al cual numerosos testigos han dado cuenta de su actuación como parte del mismo". Pocos días después, la Policía Federal lo detuvo en su casa de Magallanes al 700 de Ciudadela acusado de más de 600 imposición de tormentos y privación ilegal de la libertad seguida de muerte.